Volver a:

Vallas y cercados

Inicio

 

 

 

Vallados metalicos

Si debemos comenzar a hablar a cerca del tema de los vallados metalicos, tenemos que saber que tipo de cerramiento es el que más nos convendrá colocar en nuestro hogar, que si lo necesitamos para la seguridad, para agrandar una parte importante de nuestro jardín o patio, que si es para una cochera, o para colocar en balcón o terraza, por eso lo primero que debemos tener en claro es para que lo adquiriremos. Antes que nada, debemos tener en cuenta que una propiedad se valorizará mucho más si contamos con un tipo de cerramiento como lo son las vallas de metal, ya que le otorga solidez, seguridad, importancia, al resto de la casa. Si necesitamos un vallado metalico para el jardín por ejemplo, como primera medida, debemos saber las dimensiones o bien contratar directamente a un herrero, que mida nuestro espacio y nos deje el presupuesto, y en el mejor de los casos, contar con el presupuesto de dos o más herreros, para saber de qué estamos hablando.

vallado-metalicoA la hora de construir nuestro vallado metalico, tendremos que saber que hay varios materiales metálicos a nuestra disposición, grosor, estructura, altura, etcétera. También podemos pensar en elegir un vallado metalico comprados en ferias de segunda mano que la gente deja en comodato para su posterior venta, como rejas de grandes jardines, de mansiones antiguas. Esta es una de las opciones más divertidas, pero suelen ser las más caras porque los metales usados, corresponden a estructuras macizas, fabricadas siglos atrás. Si el vallado metalico que necesitamos adquirir es una puerta de entrada para separar nuestra casa de la vereda, comenzaremos pensando la altura que requerirá, distancia entre cada barrote y otro, forma clásica, gótica, es decir, todo depende del estilo de la fachada de nuestra casa.

Es importante saber que al colocarlos en la parte frontal de nuestra vivienda, estamos contribuyendo a la seguridad de la misma, impidiendo el paso de intrusos, perros, o animales que pasen por allí. En estos casos, es importante tener a mano siempre revistas de decoración en donde se muestran fachadas, parques, jardines, patios, en los que veremos un sinfín de estilos, pasando desde coloniales, españoles, clásicos, modernos y retros, todos tienen su encanto y lo importante es que nosotros encontremos el nuestro; otro de los consejos que podemos dar a la hora de adquirir un vallado metalico, es saber elegir, quien nos hará el trabajo o dónde comprar.

Vallados metalicos para exteriores

vallado-metalico-exteriorNo debemos caer en el error de pensar que al adquirir un vallado metalico, nos olvidamos de la mantención, no, de ninguna manera, estos requieren de aunque sea una mínima mantención, como por ejemplo: varias manos de antióxido o pinturas convertidores de óxidos, que vienen en colores variados, acorde a nuestras necesidades. Eso, lo podemos hacer nosotros mismos si es que nos agrada la pintura, o mismo contratar un pintor que en pocas horas realizará el trabajo. Si realizamos el trabajo nosotros mismo, debemos tener en cuenta todas las medidas de higiene necesarias para que por ejemplo, la pintura no se vuelque sobre el pasto. Si hablamos de vallados metalicos de aluminio, la mantención es mínima, sólo hay que mantenerlos limpios porque si absorben humedad, pueden quedar manchados. Este tipo de vallas, suelen ser más caras que las de hierro, ya que resisten perfectamente los cambios climáticos, como el frío, el calor, las lluvias, la nieve y el granizo. También son considerados vallados metalicos, los cercos de simple torsión. Estos vienen en acero inoxidable o acero galvanizado, híper resistentes a los cambios climáticos. Casi que no requieren de mantenimiento, ya que siguen viéndose perfectos aunque oxidados.

Si no nos agrada demasiado, el cerco de simple torsión y tenemos bastante paciencia, podemos sembrar ligustrina, ambrosina, enredaderas y hiedras inglesas, que en un par de años, cubrirán por completo este cerco y darán la forma al jardín, a la vez que lo estamos decorando con vegetación y follaje y para embellecer aún más, podemos colocar postes con iluminación especial, que otorgan calidez al vallado metalico que colocamos en un principio.

También, dentro de la línea de este tipo de cerramientos, encontramos los vallados para piscinas, muy similares a enrejados. Estas rejas, sirven para delimitar el espacio del natatorio, del resto del jardín o patio y otorgan seguridad ante la presencia de niños pequeños o mascotas inquietas. Estos deben de tener una medida mayor al metro y medio, para que los niños no trepen fácilmente, además deben estar pintados de un color notorio, para que nadie se lo lleve por delante y de esta manera evitamos posible caídas, durante la noche por ejemplo. No deben de tener barrotes a modo de escalón para que ellos trepen, o las mascotas puedan pasar por el medio. Deben tener una distancia entre barrote y barrote de cinco centímetros, no más, porque por ejemplo, un animalito pequeño como un gato o un conejo, podría pasar.

Buscador temático sobre cerramientos

 
(C) www.cerramientos.org | email de ventas