Volver a:

Vallas y cercados

Inicio

 

 

 

Vallas metalicas

Si debemos comenzar a hablar sobre el tema de las vallas metalicas, debemos decir que son las más utilizadas para realizar cerramientos en viviendas y de esa manera preservar su jardín. Las vallas metalicas son en mayoría utilizadas como entrada principal de una vivienda, aunque esto no debería ser así ya que si bien son muy resistentes, son muy fáciles de traspasar. En general, las vallas metalicas deberían utilizarse para brindarle protección a una pequeña parcela de jardín donde se encuentren sus flores o plantas. Si nuestro jardín con flores y plantas se encuentran por la parte frontal de nuestra vivienda y esta posee vallado metálico, lo más probable es que cualquiera pueda traspasarlo o mismo arrancar nuestras flores y plantas.

vallas-metalicasAlgunas personas, como saben que su vivienda no está completamente segura con un vallado metálico, colocan enredaderas, para que se genere un poco más de privacidad y nuestra casa no se vea por completo; también para generar un poco más de seguridad se coloca alambrado. Las vallas metalicas también están siendo muy utilizadas para cercar piscinas dentro de un jardín, además de ser estético también incrementa la seguridad para nuestros niños y mascotas, si es que tenemos. A pesar que las vallas metalicas son muy fuertes, como generalmente van pintadas y se encuentran en constante contacto con la naturaleza, con el tiempo esa pintura irá comenzando a saltar y por ello se requerirá de un mantenimiento constante. Si el vallado se encuentra en constante contacto con las lluvias, lo más probable es que con el pasar de los años, ésta se oxide.

Pero existe una solución para ello, eso sí, hay que colocarlo antes de que se oxide, si no será muy tarde; el antióxido, que se encuentra a la venta en colores, colocados, blancos y negros o si no convertidores de óxido en diversos colores, una vez que la verja ya se encuentre oxidada. Si la reja metálica sólo se encuentra salpicada o posee ralladuras lo más recomendable es comprar un esmalte sintético para dicho trabajo. También se requiere de una mantención periódica de las bisagras de las rejas, ya que al estar en contacto con la naturaleza, se pueden oxidar muy fácilmente y de esta manera abrir y cerrar las puertas de las rejas costará muchísimo más y se producirá un ruido molesto. El vallado metálico debe estar colocado perfectamente, enterrada en forma completa en la tierra.

Los usos mas comunes para las vallas metalicas

vallas-metalicas-alambreÉste es un trabajo complicado que debe realizar un profesional, además si no conocemos el tema podría resultarnos además de difícil, peligroso, ya que para su instalación se requiere de máquinas especiales. Las vallas metalicas, dependiendo de cómo sean utilizadas poseen puertas, por ello si tenemos niños pequeños en nuestra casa, lo más recomendable es, si el vallado se encuentra en la parte frontal, colocar alguna traba o cerradura para que no pueda abrirse fácilmente y lo mismo pasará en el caso de que las vallas metalicas rodeen nuestra piscina, impidiendo el acceso de los niños sin su consentimiento. El material más recomendable para este tipo de trabajos es el hierro, debido a su maleabilidad y de esta manera darle la forma deseada será mucho más fácil. La estructura de este tipo de verjas es muy convencional.

Posee barrotes de fino grosor, colocados uno al lado del otro, con aproximadamente entre diez y quince centímetros entre uno y otro. Las puntas finales de los mismos generalmente son puntiagudas, para generar un aspecto de mayor seguridad y de difícil traspaso. Otro de los materiales más utilizados para la fabricación de vallado metálico, es el acero, que se funde a la temperatura necesaria para que se derrita y tome la forma deseada. Por supuesto, que son mucho más caras que las anteriores, debido a que es un material mayormente caro y resistente a la corrosión provocada por la naturaleza.

Las vallas metalicas además de ser muy utilizadas para jardines debido a su vistosidad, también son utilizadas para delimitar zonas, ya sea porque se encuentren en arreglo o en construcción. Si hablamos de las vallas que se utilizan para este tipo de trabajos, decimos que hay tres tipos de las mismas, ya sean las de chapa, las peatonales y las móviles. Las vallas de chapa, generalmente miden dos por un metro cuadrado. Son temporales, ya que una vez que se termino la construcción por ejemplo, las vallas de chapa son extraídas. Las vallas peatonales, son llamadas así, debido a que se colocan con el objetivo de impedir el paso de los peatones, por ello se le adicionan colores vivos y llamativos, como lo es el amarillo y el naranja o el rojo, para que el peatón se encuentre alerta. Por último, diremos que las vallas móviles poseen una base de hormigón, por eso es que son tan livianas y fáciles de trasladar, es también provisional, muy resistente a la corrosión y se emplea principalmente para impedir el paso.

Buscador temático sobre cerramientos

 
(C) www.cerramientos.org | email de ventas