Volver a:

Construccion de cerramientos

Inicio

 

 

 

Cerramiento lateral

En este articulo trabajaremos sobre el sistema de paredes lateral, un tipo de cerramiento lateral muy moderno y utilizado hoy en día. Este cerramiento lateral está formado por paneles metálicos corrugados. El ancho de estos paneles son los 1.030mm. Los materiales que se suelen utilizar en este tipo de cerramiento lateral son chapa precalada o chapa galvanizada.

En el caso de utilizar chapa precalada, se parte de la utilización de bobinas de chapa galvanizada que pasan por el proceso que describiremos a continuación. Primero este material es lavabo a presión con un detergente alcalino. La meta de este paso es poder quitar residuos, aceites y incrustaciones que pueda tener el material. Luego el material se aclara y a continuación se la aplica una capa de bonderita. A continuación la chapa, con el recubrimiento que se le ha hecho se lava inmersa en una solución de ácido crómico con el fin de neutralizar y quitar residuos químicos. Luego el material ponderado recibe otro lavado y un posterior secado.

Por una cuestión estética a continuación se le aplica una cara de pintura a la parte exterior se la chapa, la cual será la que se vea de este cerramiento lateral. Esta capa de pintura se seca posteriormente al horno. Luego se vuelve a aplicar una capa de pintura, esta vez con mayor precisión: 25 micras en el exterior de la chapa y 5 micras en su interior. Luego toda la estructura se somete a un proceso final de secado. Mediante todo este proceso las bobinas de chapa galvanizada quedan transformadas en bobinas de chapa precalada por ambas caras. Estas caras posteriormente se perfilan y se cortan para obtener los paneles de cierre.

cerramiento-lateralTodo el tratamiento que se le aplica a los paneles precalados le da la ventaja a este tipo de cerramiento lateral de resistir todo tipo de condiciones climática y sus agentes corrosivos, salinos y húmedos.

El tratamiento también le asegura al panel una gran adhesión, una uniformidad en el espesor y flexibilidad de la pintura que es imposible de lograr de otra manera. Respecto a la utilización de chapa galvanizada para un cerramiento lateral, podemos decir que este es uno de los materiales más comunes utilizados en los cierres metálicos. Este tipo de chapa resiste sin ningún tipo de problema las condiciones atmosféricas naturales, sin embargo su calidad es menor a la de la chapa precalada. Esto no es sorprendente debido a que todo el proceso por el que la chapa precalada ha debido pasar, seguramente le conferirá más calidad. Los cerramientos laterales se pueden constituir por un solo panel o por paneles dobles.

Cerramiento lateral en el patio de casa

En el caso de ser dobles habrá uno por cada lado de la correa formando un sándwich. En el espacio interior de este “sándwich” se introduce una manta de aislamiento de fibra de vidrio que tiene unos 80mm de espesor. En los cerramientos laterales la doble pared puede ser de chapa precalada, de chapa galvanizada o de una combinación que supondría chapa precalada afuera y galvanizada en el interior. Esto haría que la chapa galvanizada del exterior fuese la que afrontase las condiciones climáticas más duras. Estos paneles metálicos se pueden combinar asimismo con carpintería, metalería, cristalería, etc. Nos queda ahora explicar como se lleva a cabo el proceso de colocación de los paneles laterales.

cerramiento-lateral-patiosEl primer punto de unión de los paneles a la estructura se realiza en el ángulo base situado apenas después de las cimentaciones. Las uniones que le siguen se realizan en las correas laterales mediante perfiles en forma de Z o de C. El sistema puede variar de acuerdo a la obra donde se esté trabajando y sus características particulares. Desde la perspectiva de la estanqueidad, la unión de más relevancia es aquella de la base. Se debe prestar especial atención a este cierre, añadiendo atornillada al ángulo de la base una placa de metal y una barrera de foam con la misma ondulación que tienen los paneles. El corte de los paneles se realiza con la longitud correspondiente a la altura de la nave. De esta mantener no quedan en sentido vertical, solapes de panel con panel.

En edificios de menos de 12 m de altura queda en formada en cambio una sola pieza. En relación al tipo de tornillo empelados para montar este tipo de cerramiento lateral, estos son los mismos que su utilizan para unir los paneles de los techos. En relación a las esquinas, aquí el remate se realiza con abrazaderas que van atornilladas a los paneles finales pertenecientes a las dos paredes. Como vemos tanto la preparación de los materiales, como el montaje de un cerramiento lateral son complejas. Sin embargo debido a la gran resistencia de los materiales esta puede ser una buena opción si queremos asegurarnos que nuestra estructura no sufrirá los embates que pueden venir con los cambios climáticos. A fin de cuentas es otra opción de cerramientos que podemos analizar.

Buscador temático sobre cerramientos

 
(C) www.cerramientos.org | email de ventas