Volver a:

Construccion de cerramientos

Inicio

 

 

 

Cerramientos verticales

Los cerramientos en general son las superficies envolventes que delimitan y acondicionan diferentes espacios para que puedan cumplir las funciones para las que fueron creados. Una forma de definir los cerramientos, entre muchas otras existentes, es por la forma.

Dentro de la forma podemos definir los cerramientos por su plano; aquí trabajaremos sobre los cerramientos verticales. Los cerramientos verticales envuelven y protegen el interior de la construcción del frío, la lluvia, el viento, el calor, etc. Cuando una empresa o un particular deciden llevar a cabo un cerramiento vertical, es importante que se informe sobre las condiciones climáticas de la región donde se hará la construcción. El conocimiento de estos factores es fundamental para poder evaluar las necesidades del cerramiento vertical. Los cerramientos verticales nunca se pueden construir desestimando las condiciones climáticas del lugar debido a que su función es la protección, y el material debe estar preparado para tolerar todos los embates del clima. Otro factor a tener muy en cuenta es la utilización que se le dará al edificio. Esto es importante para poder planear el diseño del edificio y hacerlo lo más dinámico y útil posible. Saber para qué se utilizará el edificio hará que los arquitectos puedan diseñar una construcción lo más eficiente posible, de acuerdo a las necesidades del cliente. No son las mismas las necesidades de un edificio residencial que uno de oficinas, por ejemplo.

cerramientos-verticalesExiste otro factor que también es de mucha importancia a la hora de montar cerramientos verticales: la orientación de la construcción o edificio. Obviamente de acuerdo a la orientación de la construcción esta tendrá que tolerar los embates del viento de manera diferente. En todas las regiones hay una orientación que pone a los edificios bajo más presión en relación a las condiciones climáticas.

En la Ciudad de Buenos Aires, por ejemplo, cuando un edificio tiene orientación sur, el balcón del edificio es proclive a recibir golpes climáticos más duros que aquellos balcones pertenecientes a departamentos del mismo edificio con otra orientación. Existen muchas condiciones con las que los cerramientos verticales deben cumplir para funcionar de forma efectiva. Las más importantes entre ellas son la aislación térmica, acústica e hídrica. Los cerramientos verticales deben ser impenetrables por el agua, el ruido y el calor. Hace miles de años atrás cuando se construían estructuras de este tipo, el grosor de los materiales utilizados para lograr estos fines era mucho más importante del grosor de los materiales que se utilizan hoy en día.

Cerramientos verticales en grandes construcciones

Hoy en día podemos lograr el mismo fin con un material mucho más liviano y reducido en tamaño. Las construcciones eran muy grandes y macizas porque más allá del aislamiento poseían una función estructural, que no está dada hoy en día por los cerramientos verticales. Como decíamos anteriormente es muy importante conocer las condiciones climáticas del lugar para la construcción de cerramientos verticales. Es importante que a la hora de seleccionar el material a utilizar en la construcción nos aseguremos de que este proporciona aislamiento térmico, y que podrá tolerar la variación de temperatura de picos de mucho frío, pasando por temperaturas medias a picos de mucho calor. El material debe tener una propiedad llamada transición térmica, que denota la capacidad del material de tolerar el frío o el calor. Existen algunas otras condiciones que el cerramiento vertical. Primeramente la resistencia del cerramiento al viento es fundamental. También debe resistir su propio peso, y en le hecho de que esta condición se pueda cumplir influye mucho el diseño del cerramiento vertical.

cerramientos-verticales-construccionEl aislamiento acústico también es primordial, dado que generalmente los paneles de cerramiento se utilizan en edificios ubicados en zonas muy transmitidas y bulliciosas. Si este edificio tiene, por ejemplo, oficinas, es importante que el sonido no pase hacia el interior para no interrumpir las actividades laborales que ahí se llevan a cabo. A la hora de la construcción los profesionales tampoco podrán olvidar de respetar las juntas de dilatación. Los materiales utilizados para la construcción de los cerramientos verticales se pueden llegar a contraer o dilatar de acuerdo a si nos encontramos en invierno o en verano.

Los cerramientos verticales tienen que ofrecer esta posibilidad, teniendo en cuenta las juntas de dilatación en la construcción. El tema de la estanqueidad también debe ser tenido en cuenta. Se debe observar la estanqueidad total del agua de lluvia o nieve para monitorear la condensación de la humedad en las paredes interiores. Si los cerramientos verticales se construyen de esta manera, respetando estas pautas, es posible que puedan proteger una construcción o edificio durante mucho tiempo. Insistimos en la importancia de la averiguación de las condiciones climáticas del lugar a la hora de construir. Cuanto más profundo sea el conocimiento climático que tengamos de la región más eficiente y específica será la construcción que realicemos. Esta podrá así cumplir co todos los objetivos impuestos para los cerramientos verticales.

Buscador temático sobre cerramientos

 
(C) www.cerramientos.org | email de ventas