Volver a:

Materiales para cerramientos

Inicio

 

 

Cerramientos metalicos

Cuando se trata de comenzar a hablar y explicar sobre el tema de los cerramientos metalicos, sabremos que estos encierran todos los que están fabricados a partir de un metal, como por ejemplo los cerramientos metalicos galvanizados, los de acero, los de aluminio, los de hierro, etcétera.

Si consideramos a los cerramientos metalicos, diremos que cada uno, puede estar presentado de distintas maneras, es decir, que las empresas que comercializan este tipo de productos, nos ofrecen infinidad de tipos de cerramientos de determinado material, según nuestras preferencias y necesidades. Comencemos con el acero: Éste es uno de los materiales mayormente utilizados en el mercado, por su precio accesible y su durabilidad. Podemos optar por el acero, a modo de portones grandes, que varían en formas, colores, tamaños y acabados. Esta presentación del acero, generalmente es utilizada para las partes frontales de las viviendas. Le otorgan mucha elegancia a la misma, y si alguna vez queremos vender nuestra casa, este tipo de cerramientos metalicos, influirá mucho en el precio de la misma. Existen infinidad de formas y colores, por la que se pueden optar de acuerdo a la fachada de la vivienda. Los colores más de moda, son el negro, blanco, verde y gris y en menor medida el colorado-anaranjado; también se está utilizando mucho el color imitación de la madera. Las variantes por las que podemos optar son, la forma cuadrada, la rectangular y la ovalada y con distintos acabados, como los del estilo gótico.

cerramientos-metalicosDentro de las viviendas, también son muy empleadas dentro del jardín, para delimitar distintas zonas, que queremos que se encuentren protegidas, como por ejemplo nuestra zona de flores y plantas, donde nuestras mascotas pueden ingresar sin problemas y arruinar fácilmente nuestra vegetación tan cuidada, o mismo también alrededor de nuestra piscina, para otorgarle seguridad y elegancia, si sabemos decorar realmente un jardín.

También, podríamos hablar acerca de los otros tipos cerramientos metalicos en acero, en forma de alambrado, con forma rómbica, que varía en distintos tamaños de la figura y el grosor del alambre. Utilizados para delimitar canchas de deporte, construcciones civiles, viviendas, etcétera. También está aquel tipo de alambre al que se le adiciona la concertina, que es un material que va colocado en la parte superior del mismo, que contiene una especie de púas cortantes para mayor seguridad. Obviamente, este no es el tipo de cerramientos que se utilizan en una vivienda, generalmente son utilizados en penitenciarías, aeropuertos, centros de rehabilitación, zona de cuidado del ejército; para esto, también es utilizado el alambrado que posee cuchillas sumamente cortantes y púas filosas, para una mayor seguridad, que con tan solo el roce podría provocar un corte bastante grave.

Tipos de cerramientos metalicos

cerramientos-metalicos-galponesTambién se emplean los cerramientos metalicos electrificados, para mayor seguridad también, empleados para impedir que gente pase a determinados lugares o para las zonas rurales que delimitan las zonas de los distintos tipos de animales. Otro tipo de cerramiento metalico es aquel que emplea el aluminio. Este es un tipo de metal, también muy resistente y duradero, muy fuerte por cierto, apto para soportar la corrosión que provoca la naturaleza. Empleado para uno uso muy parecido al del acero. Es prácticamente lo mismo, sólo varían en precio, pero tan sólo mínimamente. Comparten las mismas formas, colores y tipos de las mismas, lo único en lo que varían es en el material. Lo bueno de los cerramientos metalicos es que nos ofrecen una amplia gama de tipos y formas de los mismos, podemos optar por aquellos portones de barrotes finos, también los de barrotes gruesos, los barrotes distanciados entre uno y otro, los barrotes verticales, y los horizontales.

Con el pasar de los años, podemos ir variando el color de las mismas, para variar un poco. Recuerde que lo más recomendable es siempre pintarlos de un color acorde al de nuestra vivienda y por supuesto también a su estilo. En el caso de querer colocar un vallado, ya sea de aluminio, de acero, de alambre, siempre debemos tener en cuenta la forma y la textura del mismo, podemos optar por rombos más grandes o más pequeños, más gruesos y resistentes, podemos elegir también los que poseen barrotes, ya sean verticales, como horizontales.

Pero recuerde también que lo más recomendable es colocar barrotes verticales, ya que los horizontales, colocados a modo de escalón, son de fácil subida, y si lo que queremos es evitar que algún infante ingrese al natatorio por ejemplo, no nos convendrá, por lo tanto deberemos optar por los verticales. Podemos combinar los vallados o cerramientos metalicos, con una especie de vallado vegetal, es decir, plantas enredaderas, palmeras pequeñas, arboleda, cañas, paja, para darle un aspecto más rústico y otorgarle más verde. Esta es una buena opción tanto para el enrejado frontal, como para el del jardín. Podemos optar por un enrejado de alambre en nuestra entrada y colocarle algunas hiedras trepadoras, para menor visibilidad de nuestra casa, de las personas que por allí transitan.

Buscador temático sobre cerramientos

 
(C) www.cerramientos.org | email de ventas