Volver a:

Materiales para cerramientos

Inicio

 

 

Muros como cerramientos

Cuando debemos comenzar a hablar sobre los muros como cerramientos, es imprescindible saber si lo que nos conviene es hacer para un cerramiento un muro, conocer las dimensiones para calcular el gasto de la mano de obra y del gasto de los materiales que vamos a usar para el proyecto.

Para comenzar, como primera medida hablaremos de lo que es un muro, en términos generales y éste es un tipo de construcción rectilínea y vertical, que generalmente es utilizada para delimitar un terreno de otro y al mismo tiempo, para protegerlo. Cuando construimos una casa lo primero que pensamos es en la base, en sus paredes, en el techo, la forma que tendrá la misma, si poseerá dos plantas y el tema de los cerramientos siempre queda relegado al final. Si adquirimos un terreno después de haberlo limpiado, desmalezado, haberle quitado los elementos que obstruyen el paso y dejarlo perfectamente limpio, en lo primero que deberíamos pensar es de qué manera lo deberíamos delimitar, primero para tener en claro, las dimensiones exactas del terreno, segundo para evitar que intrusos ingresen a la obra en construcción y para evitar molestias con los vecinos. Es importante destacar que en la parte frontal del terreno, no deberíamos colocar un cerramiento definitivo en este caso, si no algo provisorio, como un cerramiento de chapas o un alambre de obras para permitir el paso y el ingreso de obreros y el egreso de materiales de construcción. Los muros como cerramientos, son una opción excelente para la seguridad, protección, delimitación y porqué no, prestancia de la casa.

muros-cerramientosLos pasos para comenzar a construir los muros como cerramientos, son los siguientes: en primer lugar, deberemos hacer un poso perimetral de unos cincuenta centímetros de profundidad para colocar las vigas como base y las mallas de hierro que prolijamente se disponen para el posterior armado, luego se realizará el pastón de concreto para comenzar con las hiladas de esta manera: pastón de concreto y ladrillo, y así sucesivamente, hasta llegar a la altura deseada. Uno de los elementos más importantes que se utilizan para la confección de estos muros como cerramientos, es un nivel que nos permite hacer derechas las hiladas. Si tenemos conocimientos de albañilería, podemos hacerlo nosotros con la ayuda de un peón, pero es conveniente que directamente lo haga un albañil, ya que ahorraríamos bastante material, al conocer el trabajo a la perfección. En el mercado, existen ladrillos de todo tipo, ya sean los de vista, los de primera calidad y los ladrillos de segunda calidad.

Muro como cerramiento: seguridad absoluta

Si lo que queremos es un muro como cerramiento vistoso, es conveniente comprar el de una excelente calidad, pero si lo vamos a revocar en un futuro no tendrá ninguna importancia, la compra de la calidad del ladrillo, ya que se tapará con el revestimiento. También podemos optar por pintar los ladrillos, con barniz o con pinturas o también podemos dejar que una enredadera informal se trepe al muro y lo vista de colores verdosos, pero en un par de años. Los muros como cerramientos, en blanco darán luminosidad y claridad a nuestro parque o patio ya que el color blanco refleja los rayos del sol y lucirá mucho más grande; y si por el contrario lo pintamos de algún color oscuro, nos dará la sensación de que es más chico y lucirá muy oscuro.

muros-cerramientos-paredesPara calcular el gasto de los materiales para la construcción de un muro como cerramiento, es necesario primero saber las dimensiones, en metros cuadrados y altura. Allí tendremos una noción de la cantidad de ladrillos, cemento y arena que se deberá comprar. Estos materiales, se compran en corralones, que son almacenes destinados a la venta, de materiales de construcción. Para efectuar este trabajo un albañil es la persona indicada y para calcular lo que gastaremos de mano de obra, también procederemos al cálculo de los metros cuadrados y la altura. Siempre dependerá del tamaño para saber cuántos albañiles deberemos contratar o quizá contratemos un albañil que ya posee sus ayudantes.

También deberemos saber que para hacer este tipo de cerramientos, no se puede trabajar en los días de lluvia, ya que las lluvias lavan todo el material y no serviría de nada el trabajo. Son ideales los días soleados y secos, el material, concreto, seca o fragua en dos o tres horas y sólo es en ese momento cuando se puede mojar y no sucederá nada y para saber cuánto tiempo tardarán uno, dos o tres albañiles para la terminación de estos muros, también es importante saber qué dimensiones y de qué altura se trata. Antes de contratar un albañil, deberemos tener una reunión con el y concretar la forma de pago, que generalmente es un anticipo del trabajo que puede ser desde un treinta hasta un cincuenta por ciento del total y el resto se efectúa cuando se termina la obra.

Buscador temático sobre cerramientos

 
(C) www.cerramientos.org | email de ventas