Volver a:

Materiales para cerramientos

Inicio

 

 

Vallas de hierro

Si debemos comenzar a hablar sobre el tema de las vallas de hierro, lo primero que debemos saber a ciencia cierta de las dimensiones de las vallas o vallado que necesitamos hacer, esto es el ABC del proyecto, y si lo que queremos es una valla de hierro que justifique el gasto. Si hablamos de vallas, en términos generales, diremos que es una de las opciones más usadas a la hora de decorar un jardín. Son muy útiles para separar algunos sectores del jardín de otros, limitar zonas de otras y hasta unificarlas.

También podremos separar sectores, tal como es una pequeña zona donde tengamos las flores o plantas, o el natatorio, lugares donde no queremos que tengan ingreso nuestros niños o mascotas, que sean considerados peligrosos, para que nuestra vegetación este resguardada ante cualquier cosa. Las vallas de hierro pueden estar diseñadas desde las maneras más excéntricas, hasta las más comunes. También tenemos la opción de contratar un herrero que nos fabrique una valla a nuestro gusto y también del color que queramos.

Si hablamos de vallas de hierro, diremos que no son las más compradas en el mercado, generalmente las personas optan por comprar otros materiales, como es el plástico, el aluminio o la madera. Las vallas de hierro son las más caras del mercado, debido a que el hierro es un material que en la actualidad, presenta un precio muy elevado, debido a su gran resistencia a la corrosión de la naturaleza. Además al momento de su instalación, diremos que es costosa debido a que es un material que pesa realmente mucho, lo que requiere de máquinas especiales. Si lo que queremos colocar es una valla de hierro artesanal, en estos casos, es imprescindible la consulta con un herrero.

vallas-hierroLos herreros confeccionan este tipo de cerramientos prácticamente a mano, soldados unos con otros. Podemos copiar un modelo de vieja casona o hacerlo más actual, con formas más rectilíneas. Esto, depende del gusto de cada uno, del estilo de vivienda que poseamos y si principalmente se trata de una valla de hierro que será además de protección y seguridad, la fachada de nuestra casa. El hierro, es un metal que con el paso del tiempo, no se deteriora, si su pintura por el tema de las lluvias, heladas, nieves y granizo. En estos casos y en todos los casos también, es conveniente pintarlas con productos antióxido, dejarlas secar y luego pintar con esmalte sintético, del color que deseemos, ya sea negro, verde inglés, blanco, etcétera.

Las ventajas de colocar vallas de hierro

También podemos optar por pintarlos directamente con convertidores de óxidos que están a la venta en una amplia gama de colores, sin la necesidad de pasar una mano de antióxido previa. El acabado final de estas rejas, es realmente increíble, teniendo el estilo de vivienda que sea; el herrero puede hacerlas del grosor que deseemos ya sea con barrotes redondos, rectangulares, cuadrados, chatos, finos, gruesos, planos, en fin, toda la gama de modelos de vallas de hierro, pero si lo que queremos es una valla de hierro de pequeña estatura que solamente delimite una parte de nuestra casa con otra, no es necesario pensar en una valla de hierro de estructuras muy fuertes, ya que en este caso, sólo cumple la función de vista y el tratamiento para su posterior mantención, es exactamente la misma que mencionamos en los párrafos anteriores, es decir, antióxido pintura, o convertidores de óxido.

vallas-hierro-tradicionalesTambién, podemos pensar que en casas de remates o de venta de antigüedades, podemos encontrar quizás lo que estamos buscando exactamente como lo pensamos, de las dimensiones que soñamos y las formas y el grosor que precisamos. Estos pertenecieron a casas de otros siglos y el hierro aún permanece en perfectas condiciones, a pesar del paso del tiempo, pero con formas victorianas, góticas y en elegantes clásicos. Un consejo a seguir, es que nunca este tipo de vallados, será pintado de color claro, si la casa es color clara, se “perdería” y es una lástima pues este tipo de vallas, no es barato.

Siempre, deberemos pintarlas de un color contrastante, para que a la vez de delimitar, proteger, otorgarnos seguridad, decoren y den prestancia a nuestra vivienda. Con este tipo de cerramientos, nuestra casa obtendrá más valor y si tenemos perros guardianes lo lógico sería contar con uno de ellos, y que la distancia entre barrote y barrote sea más pequeña que las mandíbulas de nuestros animales. Son muchos los cerramientos con los que contamos en la actualidad, pero las ventajas que poseen los portones y las rejas de hierro son muchas, por ejemplo la resistencia que antes habíamos nombrado y la prestancia también. Si nuestra casa, está comunicada con la calle, antes de colocar el vallado de hierro, sería conveniente hacer una pequeña tapia de unos setenta centímetros de altura y colocar sobre esta, las rejas.

Buscador temático sobre cerramientos

 
(C) www.cerramientos.org | email de ventas