Volver a:

Cercas y vallas para cercados

Inicio

 

 

 

Cercados metalicos

Para comenzar a hablar acerca de los cercados metalicos, es indispensable saber que existen muchos tipos de los mismos y que podemos optar por el que más nos guste y se amolde al estilo de nuestro hogar. Si de cercados metalicos se trata, debemos saber que existen muchísimas empresas que comercializan los mismos y podemos verlas en las páginas de la Web. Con tan solo echar un vistazo, podemos enterarnos de todos los tipos que existen en el mercado y ver cual se ajusta más a nuestra medida. Para adentrarnos en el tema, comenzaremos hablando del cercado metalico de aluminio. Generalmente son utilizados para realizar un vallado perimetral de una vivienda de una piscina, combinándolos con vidrio o policarbonato.

cercados-metalicosEs un material accesible que muchas personas están empleando y cada vez más, debido a que no requieren de mucho mantenimiento como otro tipo de metales. Dentro de la carpintería en aluminio, podemos optar por las distintas formas del mismo, con barrotes verticales, horizontales, venecianos, mixtos, ciegos, etcétera. El aluminio es un material que utilizado para este tipo de cercados otorga prestancia y elegancia coloque donde se coloque. Son ideales como puertas frontales de nuestro hogar, por su belleza y además por la seguridad que otorgan. Tenemos la posibilidad de pintarlos también del color que deseemos o el que más combine con el de nuestro hogar, pudiéndolo también dejarlo como viene de fábrica. Otros de los cercados metalicos que podemos mencionar son los de chapa.

Son utilizados en forma general, para obras de construcción es decir, no en forma definitiva, si no en forma provisional. Son los que muchas veces podemos divisar en la vía pública, con trabajos de obras públicas y una vez terminadas, el cercado de chapa es extraído. Existen de distintas formas, como son la trapezoidal, en forma vertical u horizontal. Son colocadas con el objetivo de delimitar la zona de trabajo de la zona peatonal, ya sea para que ningún peatón pueda lastimarse, para que no se puedan efectuar robos de materiales, etcétera. En algunos casos, son pintadas con colores vivos, tales como el amarillo, el rojo y el naranja para que las personas se encuentren alerta a los mismos. Son vallas móviles, que son, por cierto, muy fáciles de trasladar debido a su liviandad.

Colocación y mantenimiento de los cercados metalicos

cercados-metalicos-vallasSon apiladas una por arriba de la otra, aprovechando la forma de las mismas que es encastrada perfectamente una con otra y se las carga para su remoción. Si por otra parte, hablamos de los cercados metalicos de hierro, diremos que no son los más comercializados hoy en día, debido a su precio tan elevado. Es uno de los materiales más resistentes, ideales para exteriores, debido a que resisten a cualquier tipo de cambio climatológico o golpes, resisten tanto las altas, como las bajas temperaturas, también la humedad y la lluvia. Su vida útil es muy larga, suelen durar varios años.

En la actualidad, pueden llegar a verse portones cercados y otros que son del siglo pasado y se encuentran en perfectas condiciones. Este tipo de cercados metalicos pueden realizarse con la ayuda de un herrero, que puede copiar un modelo elegido por nosotros sin ningún problema, copiando viejos modelos de viejas casonas, con formas ornamentales, o hacerlos de formas actuales con figuras más bien rectas, eso depende del gusto del comprador.

Si hablamos de una fachada, estos deberán ser de gran altura, ya que cumplen la función principal que es la seguridad y la protección, también pueden ser utilizados como cercados para piscinas, siendo en este caso más finos, ya que lo único que se intenta es vallar la piscina, con una altura de aproximadamente un metro con veinte centímetros, ya bastará. También es imprescindible en estos casos, que estos no posean ningún parante, para que no haya ningún apoyo por el que nuestros niños pequeños puedan treparse. Los vallados de simple torsión conforman otros de los cercados metalicos más utilizados. Estos son más bien, económicos pero lo único que encarece este trabajo, son los postes y el trabajo de los mismos, que en este caso deben ser de madera dura, y colocados en un ángulo de noventa gradados con respecto al suelo.

Deben colocarse a una profundidad aproximada de cuarenta centímetros, para que no puedan moverse y se encuentren bien firmes y el alambre va colocado por ensima de ellos. Podemos además pintarlos, algunos también vienen plastificados, hay gruesos y hay más finos, pero todos los cercados metalicos poseen un proceso anticorrosivo y un dato muy curioso es que en algunas casas viejas, todavía se encuentran los vallados de simple torsión que datan de sesenta a setenta años atrás, deteriorados en parte, debido a la corrosión ya que hace sesenta o setenta años no existían los convertidores de óxido y los productos para la mantención de este tipo de cercados.

Buscador temático sobre cerramientos

 
(C) www.cerramientos.org | email de ventas